Cuenca Vasco Cantábrica

La Cuenca Vasco-Cantábrica constituye la continuación occidental de los Pirineos, prolongando algunas unidades estratigráficas y algunas de sus estructuras características, pero diferenciables del dominio pirenaico. Sus inicios se remontan al Pérmico superior, mientras que los últimos procesos tuvieron lugar durante el Mioceno, con el desarrollo de cuencas postorogenicas intramontanosas. Por ello, su historia abarca alrededor de 250Ma.

Sus dimensiones son de 250 x 100Km. Geográficamente, la cuenca abarca el Oeste de Navarra, el País Vasco, el norte de Burgos y Palencia y gran parte de Cantabria. Está limitada al Oeste por el macizo Asturiano, al Sur por las sierras paleozoicas y mesozoicas de la Demanda y Cameros, al Este por los Macizos Vascos y por la cuenca terciaria de Pamplona y por el mar cantábrico al Norte.

Estratigráficamente destaca el predominio de rocas mesozoicas y cenozoicas, en especial cretácicas. Considerando las potencias máximas de los diferentes pisos de la serie cretácica, ésta supera los 14000 m, la mayor potencia acumulada en la Península.

La individualizacin de la cuenca se produjo durante el Cretácico, cuando actuó como una cuenca sedimentaria fuertemente subsidente, formando parte del margen continental septentrional de la placa ibérica. Posteriormente fue afectada por las diversas fases de deformación alpina presentes en el Pirineo, transformándose en la región plegada actual. La fase Pirenaica de la orogenia Alpina (Eoceno – Oligoceno) produjo la deformación de la serie, el levantamiento de los materiales sedimentados y la inversión de la cuenca.